Hogar Sor María Romero

Fundado en 1973, inicia su funcionamiento con 5 jóvenes de los barrios pobres visitados por Sor María.

Hogar Sor María Romero

Fundado en 1973, por Sor María Romero, inicia su funcionamiento con 5 jóvenes de los barrios pobres visitados por Sor María.
FILOSOFÍA
Somos un Centro Católico, que ofrece una formación Integral: anunciamos el Reino de Dios a las jóvenes, transmitiéndoles valores espirituales, morales y humanos propios de nuestra Identidad Salesiana; como lo hacían, Don Bosco, Madre Mazzarello y la Beata María Romero, servimos a las jóvenes más pobres y en situaciones de riesgo.

FINALIDAD DEL INTERNADO
El internado tiene como finalidad, brindar acceso a la educación a las jóvenes en estado de pobreza extrema, en Riesgo Social y Moral. Por tal motivo se brinda la posibilidad de internado a 40 jóvenes para que ellas puedan recibir su formación integral. Brindándoles así la posibilidad de continuar y concluir sus estudios de Bachillerato, de llevar cursos de Corte y Confección, Computo, Cocina Internacional. Belleza. entre otros, los cuales se brindan en el CESMAR (Centro Sor María Romero).
DESTINATARIAS
Jóvenes de escasos recursos, provenientes de barrios urbano-marginales y algunas de zonas rurales. Las edades de estas jóvenes están comprendidas entre 14 y 16 años de edad.

FUNCIONES GENERALES
El Internado y el CESMAR dependen de la Casa de María Auxiliadora, Obras Sociales Sor María Romero; por lo tanto, asume los valores de Respeto y Responsabilidad que tiene la Obra y, como Institución de apoyo a la labor educativa, procura los siguientes objetivos generales:
1) Posibilitar a las internas de sectores alejados o por necesidades específicas, continuar su formación integral.
2) Ofrecer un ambiente digno que le permita a la joven desarrollarse en lo académico y en su crecimiento integral como persona.

 

CONTACTO

Plegaria a María Santísima Auxiliadora

"Tú la sierva del Señor, enséñanos a vivir en total disponibilidad a la voluntad de Dios. Tú, que solícita y con prontitud fuiste al encuentro de Isabel, enséñanos a a servirnos unas a otras con fraternidad gozosa. Tú que guardaste todo en tu corazón, enséñanos a conservar y a custodiar con amor la gracia de Dios en nuestras vidas. Madre y Auxiliadora, engendra a Cristo tu Hijo en el corazón de nuestros niños, niñas y jóvenes, de todos nuestros destinatarios, para que abran sus vidas a Jesús su Señor y Salvador."